CONÉCTESE CON NOSOTROS

Cultura

La falta de cultura de algunos sanfelipeños opacó en parte el cierre de Santiago a Mil



Traducir / Translate / tradui:

En muchas ciudades de Chile fue un éxito y se entendió a la perfección de qué se trataba y cómo era la dinámica del evento.

Lamentablemente un grupo aislado de sanfelipeños no lo entendió y comenzó a lanzar los polvos antes de tiempo y a molestar a la gente, incluso pequeños, que estaban a su alrededor.

Lo que debía ser una fiesta, para algunos fue algo muy incómodo, ya que debieron irse antes de tiempo porque sus pequeños estaban incómodos por el comportamiento de estos jóvenes que “estaban en otra”.

Tomamos el comentario de Natalia Salvador: “Lamentable que la gente ni siquiera averiguó de qué se trataba y comentaba estupideces como “baile ql fome” y lo único que les importó fue ensuciarse, ni siquiera pescaron la danza y al final casi nadie aplaudió. Saltaban como monos gritando “eh, eh, eh” qué esperaban? La música electrónica? La espuma? La fiesta del agua?. Esto fue inspirado en una ceremonia hindú, donde la gente comparte, baila en armonía con todos, no se empujan unos a otros ni se ponen a mochear, como ví a varios niñitos que se creían bakanes… Yo fui estando embarazada, pensé que sería tranquilo debido a lo que se informó que sería, pero lamentablemente me tuve que hacer a un lado, porque la gente me veía tratando de salir y seguían empujando. Incluso una mujer me tomó de los hombros, dijo”permiso” y me tiró hacia atrás, no sé si pretendía pasar por arriba o qué. Ni hablar de cómo quedó la plaza con las bolsitas que la gente sucia que no conoce los basureros, dejó tirada ahí. Hermoso espectáculo, pero muy triste y vergonzoso leer los comentarios de la gente reclamando sin tener idea en qué consistía… En San Felipe no hay cultura para un evento de tal magnitud”.

CONTINUAR LEYENDO

PUBLICIDAD

Facebook

ARRIBA